Regidores de Pococí podrían aprobar consultas populares

El cantón de Pococí se colocaría entre los pocos ayuntamientos del país que disponen de mecanismos de participación ciudadana en la toma de decisiones, si aprueban el proyecto de reglamento para la realización de consultas populares que fue presentado para su discusión la noche de este jueves.

La iniciativa busca establecer el método para que los regidores puedan someter a consideración de los ciudadanos un determinado asunto, a fin de obtener su opinión.

Los ediles podrían realizar la consulta a los vecinos por medio de tres opciones: el plebiscito, el referendo y el cabildo, siendo los dos primeros de carácter vinculante.

Si bien en Costa Rica existe una ley de regulación de referéndum, número 8492, esta solo regula la aprobación o derogación de leyes a nivel nacional, sin que tenga aplicación a temas de gobierno local.

El Concejo Municipal sería el órgano competente para convocar a las consultas populares a escala cantonal, para los cual requiere la voluntad de la mayoría de sus regidores.

Aunque el proyecto fue remitido al área legal para su opinión, el Presidente Municipal de Pococí, Juan Luis Gómez, adelantó anoche que ese tipo de actividades tienen un costo importante y le restan autonomía al Concejo Municipal.

No obstante, la decisión definitiva deberá ser tomada por la totalidad de los regidores en una semana.

Caribeactual.com investigó que el Tribunal Supremo de Elecciones, TSE, por medio del decreto número 03-98 estableció que cada concejo municipal está en la obligación de dictar un reglamento para la realización de las tres modalidades de consulta popular. Sin embargo, son muy pocos los municipios que hasta hoy han aprobado ese tipo de instrumentos que facilitan la participación de los ciudadanos.

Según trascendió, el principal rechazo se produce en la parte administrativa de los ayuntamientos, ya que la normativa incluye la posibilidad de consultar al pueblo sobre la revocatoria del mandato de los alcaldes y vicealcaldes; para esa decisión se ocuparía una moción presentada por la tercera parte del total de los regidores y deberá ser aprobada por las tres cuartas partes del total de estos. Además, para que se produzca la destitución durante la consulta popular se requiere dos tercios del total de los votos emitidos y que esos dos tercios no sean inferiores al diez por ciento del total de los electores inscritos en el cantón.

A pesar de lo anterior, algunos alcaldes consideran un poder de control desmedido en manos de los regidores.

En Costa Rica solo se tiene el antecedente de la revocatoria del mandato en los cantones de Pérez Zeledón en el año 2011 y Paraíso en el año 2018. En otros países el mecanismo ha sido utilizado para consultar a los ciudadanos sobre la construcción de plantas hidroeléctricas, planes reguladores, fábricas y construcción de carreteras.

La consulta podría hacerse a nivel distrital o cantonal. Las preguntas serían formuladas de manera que se pueda contestar utilizando únicamente las palabras “Sí” o “No”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.