Elí Feinzaig: Para nosotros Pococí es muy importante

Imagen tomada de Facebook Eli Feinzaig

Elí Feinzaig, reconocido economista y fundador del Partido Liberal Progresista,  estuvo presente en Guápiles en el pasado mes de diciembre, donde conversó con Caribeactual.com sobre los retos  y expectativas del partido que dirige, de cara a las próximas elecciones municipales que se realizarán el 2 de febrero del 2020.

Feinzaig se refirió a los objetivos  del partido, en caso de llegar a ocupar puestos municipales en estos comicios y cómo se visualizan las maneras de enfrentar el desarrollo económico del país desde el Partido Liberal Progresista.

Esta agrupación será parte de los partidos políticos que lucharán por alcanzar regidurías en las elecciones municipales de Pococí de cara al periodo 2020-2024

  • UACA sede Caribe

Esta fue la entrevista que el economista concedió a Caribeactual.com

El Partido Liberal Progresista es un partido relativamente nuevo y mucha gente aún no termina de comprender en una misma agrupación los términos “liberalismo” asociado a movimientos de derecha y “progresismo” asociado a la izquierda  ¿Cómo conjugar ambos en una agrupación política?

En primer lugar voy a comenzar explicando por qué le pusimos ese nombre.  En realidad es porque la izquierda se robó el concepto del progresismo  ¿Qué quiere decir ser progresista?  Que uno promueve el progreso en una sociedad, el progreso humano.

De pronto se convirtió en una cuestión de que había que ser de izquierda para ser progresista y eso no siempre fue así.  Las ideas del progreso sólo vienen por la vía de la libertad. Cuando usted hace el Estado  más pequeño,  los mercados más eficientes y las condiciones de trabajo más sencillas, eso hace que la gente se esfuerce más, que genere más riqueza,  que cree empleos y eso produce prosperidad en la sociedad.

Entonces, si queremos progresar necesitamos liberalizar  y eso es el liberal-progresismo. Es entender  que para  que un país progrese necesita adoptar ideas liberales, necesita reducir el tamaño del Estado, hacer más eficientes los procesos productivos, disminuir los costos de producción y simultáneamente también la defensa de los derechos de las personas

No es incompatible querer una sociedad económicamente más próspera con querer también que las personas disfruten cada vez más de su libertad individual y libre albedrío; de poder vivir sus vidas a su antojo, siempre y cuando lo hagan dentro del marco de la ley.

Nutricionista Cristina Mora

Existe la idea de que las municipalidades tienen una función que se limita a recaudar impuestos y administrar recursos ¿Cómo implementar las ideas del partido al ámbito del Gobierno Local? 

Creo que esa es la pregunta más importante, porque los liberales creemos  en empoderar a las personas para que puedan por sí mismas decidir su destino, decidir sobre su futuro y sobre sus condiciones.  La mejor forma  de hacer eso es acercar el gobierno lo más posible a la gente. El nivel de gobierno más cercano a las personas es precisamente el gobierno municipal

Para nosotros es importantísimo, porque ahí es donde están las necesidades más básicas que se tienen que resolver. Nosotros no concebimos una municipalidad como una administradora de servicios públicos ni mucho menos como una administradora de impuestos, que es lo que hace la mayoría, sino como una agencia de desarrollo para el cantón.

Una municipalidad debería estar creando bases de datos de personas con sus diferentes habilidades, experiencia, educación, etcétera. Por ejemplo, datos sobre personas que viven en el cantón pero  se tienen que trasladar a otro lugar a trabajar y están dispuestas a trabajar aquí porque les mejora enormemente la calidad de vida; no perder el tiempo en buses, en presas en la carretera entre otros.

Entonces la municipalidad debería estar generando información que le permita a las empresas darse cuenta de que hay buenas oportunidades de inversión para tocarle la puerta a esas empresas y decirles  por ejemplo: “en el sector agrícola tenemos 5 mil personas que viajan todos los días a Siquirres, que están dispuestas a trabajar aquí si hubiera empleo”, entonces traigamos una empresa agropecuaria a Pococí que quiera contratar a estas personas. Ese debe ser el enfoque de la municipalidad; una agencia de desarrollo y no una burocracia más.

¿Debería tener más poder el gobierno local?

En medida que demuestre capacidad para  resolver problemas, sí. Por lo que decía al principio, por el hecho de que el gobierno local es el nivel de gobierno más cercano a las personas, debería de dársele cada vez autoridad sobre más temas que hoy tiene el gobierno central.  El requisito indispensable es primero demostrar  capacidad para hacerlo. Nada ganamos nada, cómo se ha hecho en Costa Rica, trasladándoles recursos y responsabilidades a las municipalidades que no saben cómo resolver, si no saben hacer una licitación, o no tienen personal para redactar un cartel o para llevar un proceso licitatorio a buen puerto.

Por eso venimos a cantones como Pococí, donde hay plata del impuesto al  ruedo y otros impuestos que ingresan dinero a la municipalidad para construir carreteras y las carreteras internas del cantón no están en buen estado. Plata hay, lo que no hay es capacidad de ejecución.

¿Por qué Pococí es uno de los 8 cantones en los que el Partido Liberal Progresista presentó papeletas?

Porque tenemos un equipo de gente muy valiosa, que estuvo dispuesta y deseosa de dar esta lucha, que es una lucha por el cantón pero también es una lucha por dar a conocer el partido.

Pococí nos ofrece varias  ventajas como partido político. Es un cantón muy grande,  con una enorme zona rural pero también con una zona urbana muy importante. Tiene una combinación poblacional que nos permite como partido ensayar cómo se hace política en lugares así. Porque como partido nuevo también necesitamos aprender cómo se saca a la genta a votar, cómo se diseña el mensaje para que la gente lo incorpore.

Somos un partido que nace en el Valle Central  y no queremos quedarnos en el Valle Central, queremos que trascienda.  Por eso para nosotros Pococí es muy importante, como lo es también Jiménez y Orotina, que nos permiten ese acercamiento a otras realidades de Costa Rica.

  • Copy Vision

¿Cómo lograr permear ese mensaje en esas zonas tomando en cuenta la asociación que se hace del liberalismo como un movimiento para las regiones urbanas?

Precisamente por eso escogimos los cantones que escogimos. Eso ha sido un error del liberalismo costarricense; abandonar todo lo que no es urbano, pensar que este tipo de ideas son sólo para la gente de las ciudades y después dentro de las ciudades sólo para la gente de cierto nivel socioeconómico y educativo.

 En realidad estas ideas lo que vienen hacer es a facilitarle la vida a todo el mundo pero en particular a las personas más sencillas. Porque si uno es un gran empresario, uno tiene dinero para contratar un bufete de abogados,  una firma de asesoría contable…

 Al final de cuentas todos los obstáculos que le pone el Gobierno   lo que representan es dinero para pagar expertos que me ayuden, cuando usted lo que quiere hacer es poner un salón de belleza en su casa o usted tiene una casa con un patio de 5.000 metros cuadrados y quiere sembrar hortalizas. Esas son las personas que tienen los problemas porque la falta de libertad económica les impide desarrollar sus proyectos de vida y por lo tanto prosperar y resolver sus propios problemas. Entonces terminamos convirtiéndonos en dependientes de los programas del Estado, cuando el objetivo siempre debería ser que la gente se independice de esos programas

Cuando usted ve que con cualquier programa como el Fonabe, el Gobierno dice “este fue un muy buen año porque dimos 14 mil becas nuevas”. No, eso no fue un buen resultado, eso es una muestra del fracaso del sistema, que obliga a que 14 mil niños más reciban esa beca.

Que uno se vanaglorie que agregó 14 mil niños más al programa de becas o que le va a dar pensiones del régimen no contributivo a 20 mil personas más, quiere decir que el programa está haciendo el trabajo. Pero el hecho de que yo cada año tengo que agregar más gente en lugar de tener menos clientes es una muestra del fracaso, no del sistema de pensiones y no del  fondo de becas;  es una muestra del fracaso del sistema educativo, es una muestra del fracaso del sistema de seguridad social costarricense, y ahí es donde tenemos que resolver los problemas

Este es el segundo proceso electoral en el que participa el Partido Liberal Progresista, que fue parte del pasado proceso presidencial con muy poco tiempo desde su fundación ¿Cuáles son las expectativas sobre las elecciones municipales de febrero y qué significa este paso de cara las elecciones nacionales del 2022?

Esto nos permite acercarnos a las comunidades con un detalle  mucho mayor que el que se puede alcanzar en una campaña para diputados, por ejemplo. Y nos permite, habiendo escogido cantones de diferentes naturalezas; rurales, semi rurales, estrictamente urbanos o cantones como Pococí, con una zona urbana muy importante y una zona rural enorme, ensayar estrategias en tan diferente tipos de poblaciones para que después podamos extraer aprendizajes y aplicarlos en todos los demás cantones del país. Creemos que tenemos la fuerza suficiente para  obtener buenos resultados y eso quiere decir sacar regidores y síndicos, y podría ser que en algún cantón disputemos seriamente la alcaldía, lo cual sería un enorme logro para un partido tan pequeño como este.

Para nosotros es importante también mantener a nuestras bases entusiasmadas  e interesadas sabiendo que estamos participando. Nosotros tenemos gente de cantones donde no estamos participando, trabajando de lleno en las campañas de otros cantones vecinos  porque quieren que el partido tenga éxito y esa oportunidad para nosotros es muy importante.

Aunque no se presentó un nombre para buscar la alcaldía en el cantón de Pococí, sí se presentó papeleta para la regiduría ¿Cuáles son las características que usted destacaría de los candidatos a regidores del partido Liberal Progresista en el cantón?

Para empezar es gente de la localidad con muy buenas intenciones  para fiscalizar la labor de la municipalidad y encauzar el uso de los recursos de la mejor manera posible. Es gente que se identificó de lleno con los ideales del partido y son personas que son en su mayoría emprendedores que entienden la dificultad  de generar riqueza, de crear empleo, de emprender en este país. Eso es lo que queremos llevar precisamente al concejo municipal; gente que entienda los problemas reales de la gente y que no vaya a sentarse ahí por una dieta a calentar la silla, sino que vaya a exigir que los recursos municipales se utilicen de la mejor manera posible.

Comparte en Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =