188 hectáreas de bosque serán devueltas a Refugio Gandoca Manzanillo tras fallo de la Sala Constitucional

Un falló de la Sala Constitucional declaró parcialmente con lugar un recurso de amparo que cuestionaba la reducción de la zona restringida del Refugio de Vida Silvestre Gandoca Manzanillo.

El recurso fue presentado por la Asociación de Desarrollo para la Ecología contra la ley 9223, Ley de reconocimiento de los derechos de los habitantes del Caribe Sur, que establecía nuevos límites al Refugio de Vida Silvestre con el fin de  lograr un reconocimiento de los legítimos derechos de los habitantes y de algunos poblados costeros del Caribe, que habitaban dentro de los límites del refugio.

De acuerdo con el texto de la acción de inconstitucionalidad, esta fue presentada “por estimar la ley contraria a los artículos 7, 11 y 50 de la Constitución Política, al Artículo 6 del Convenio 169 de la OIT, así como a los principios pro natura, precautorio y de no regresión en materia ambiental. Se confiere audiencia por quince días a la Procuraduría General de la República y al Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC).

La norma se impugna en cuanto reduce parte de una zona protegida del Refugio de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo, para reconocer derechos a una comunidad, sin que se presente el requisito constitucional de compensación del área suprimida, lo cual es contrario al principio precautorio y de no regresión en materia ambiental. Además, pese a lo indicado por la Sala en la sentencia número 2012-13367 -oportunidad en la que se consultó sobre la constitucionalidad del proyecto de ley- la Ley 9223 se emitió sin contar con los estudios técnicos que determinen técnica y científicamente el impacto real sobre el ambiente, lo que constituye un vicio en el procedimiento legislativo, pues se omite cualquier estudio técnico comprobable que determine la razonabilidad e idoneidad de las nuevas medidas que se le dan a la zona protegida y a la que queda fuera de ella.”

La acción de inconstitucionalidad fue declarada con lugar parcialmente anulando la Ley 9223  “únicamente en lo que respecta a los territorios comprendidos en la zona boscosa” en los cuales no existía una justificación técnica para excluir de la zona protegida del refugio. Con esto 188 hectáreas de bosque volverían a manos del Refugio Gandoca Manzanillo.

Con este fallo se buscaría proteger el recurso natural sin afectar los derechos adquiridos por los pobladores costeros.

Comparte en Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =